Politics

EE.UU: La Influencia del Voto Latino en las Elecciones 2020

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Nuevas cifras del Centro de Investigación Pew estiman que la fuerza del voto latino en 2020 crecerá para convertirse en el segundo más grande de la nación, después de los votantes blancos, y superando a los votantes afroamericanos en aproximadamente dos millones de personas.

El crecimiento exponencial de la población hispana en los Estados Unidos que se esperaba desde hace mucho tiempo, es ahora una realidad.

Con un total aproximado de 58 millones de personas, la comunidad latina se ha convertido en uno de los grupos demográficos más grandes e importantes del país en la actualidad.

Durante las elecciones de mitad de período, se vió el verdadero efecto de 27.3 millones de latinos elegibles para votar, después de que los demócratas ganaron en mayoría en la Cámara de Representantes, y los votantes eligieron a uno de los grupos de representantes más diversos en la historia de la nación.

La elección de más de 30 nuevos latinos para cargos públicos demostró la importancia de las campañas políticas que reconocen el crecimiento de esta población.

Ahora, y en previsión de las elecciones presidenciales de 2020, los latinos vuelven a estar en el centro de atención.

Según las nuevas cifras publicadas por el Pew Research Center, “los votantes no blancos representarán un tercio de los votantes elegibles”, siendo esta su “mayor participación en la historia”, especialmente debido a los “aumentos a largo plazo entre ciertos grupos, especialmente los hispanos”.

La importancia del voto latino

El análisis del centro de investigación determinó que las elecciones de 2020 “dejarán su marca como la primera vez que los hispanos serán el grupo étnico o racial más grande en el electorado, que representa poco más del 13% de los votantes elegibles “ y que, por lo tanto, superará a la población afroamericana”.

Una observación de estas cifras estima que 32 millones de hispanos serán elegibles para votar en las próximas elecciones presidenciales, en comparación con 30 millones de votantes afroamericanos.

Sin embargo, la participación y la voluntad de votar siguen siendo el principal obstáculo en esta comunidad.

“La participación de los votantes jugará un papel importante en la determinación de la influencia electoral relativa de los grupos raciales y étnicos”, explica el análisis. “Por ejemplo, si bien los hispanos superarán en número a los afroamericanos entre los votantes elegibles el próximo año, en realidad no pueden emitir más votos que los votantes afro debido a los diferentes patrones de participación”.

Esto incluye la conciencia del proceso electoral, la supresión de votantes, la manipulación inducida a favor de ciertas corrientes políticas y el verdadero alcance de los esfuerzos de los candidatos para llegar al bloque de votantes.

Sabiendo que la comunidad hispana se inclina más por el partido demócrata que el republicana [el 66 por ciento de los latinos apoyaron a Hillary Clinton en 2016, por ejemplo] cifras recientes demuestran un aumento en el apoyo hispano al presidente Donald Trump, y muchos de los candidatos demócratas que ya se han unido a las primarias parecen dividir, en lugar de unificar, este frente contra el Presidente, al menos por ahora.

Con nuevas campañas como la que se llevó a cabo contra el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y el apoyo masivo que ha generado entre los inmigrantes latinos del país sudamericano, esto podría oscilar alrededor de 230,000 votos para respaldar la reelección de Trump.

El desafío para los demócratas será duplicar los esfuerzos electorales a mitad de período y convencer a estos 32 millones de latinos de que el cambio realmente es posible.

Write A Comment