Health & Lifestyle

¿Está preparada América Latina para enfrentar el coronavirus?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

En vista del creciente número global de infecciones confirmadas y la imposibilidad de contener por completo el avance del virus, surge la pregunta inevitable: ¿está preparada América Latina?

La epidemia de coronavirus es una clara causa de preocupación en todo el planeta. A pesar de que pertenece a una familia bastante grande de virus (que van desde la gripe común hasta el nuevo chino 2019-nCoV) y que existen numerosos ejemplos de virus que pueden transmitirse de animales a humanos, es raro que ahora el virus luego logra mutar para transmitirse de una persona a otra.

Este ha sido el principal motivo de preocupación: que podría transmitirse entre humanos. Después de varios casos reportados de transmisión de persona a persona (incluso en los Estados Unidos), la Organización Mundial de la Salud ha declarado un estado de emergencia global.

Según el último informe diario de la Organización Mundial de la Salud (30 de enero), hasta la fecha hay 7.818 casos confirmados de contagio a nivel mundial, de los cuales 7.736 se encuentran en China, donde 1.370 personas están gravemente enfermas y 170 han muerto. También hay 12.167 casos más sospechosos pero no confirmados. Fuera de China, hay 82 casos confirmados en 18 países.

La epidemia actual de coronavirus es similar a otras dos: SARS en 2002 (también se originó en China, en la provincia de Canton) y MERS en 2012 (que se originó en Arabia Saudita). Ambas son formas de coronavirus que conducen a síndromes respiratorios graves y se han caracterizado por una transmisión rápida y alta mortalidad. El SARS, así como el 2019-nCoV, fue un virus que se originó en animales (puede haber estado en murciélagos en ambos casos) que luego se transmitió a los humanos.

America Latina

En medio de este contexto, América Latina tiene algunas características que actúan como factores protectores. El primero, y más obvio, es la distancia: no solo estamos separados por una enorme distancia geográfica, sino que los vuelos directos entre China y América Latina son muy raros.

México tuvo un vuelo directo que pasaba por Tijuana, que ha sido cancelado.

Esto significa necesariamente que aquellos que lleguen a América Latina después de haber estado en China tendrán que pasar controles en otros aeropuertos internacionales.

Las personas que tienen síntomas similares al coronavirus, como la fiebre, por ejemplo, probablemente serán puestas en cuarentena.

Aún así, como ha declarado el subsecretario mexicano de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, es muy difícil contener la enfermedad (debido a su propia característica epidémica), por lo que es muy probable que tarde o temprano llegue.

Sin embargo, es importante tener en cuenta los siguientes factores: uno, 2019-nCoV parece ser menos transmisible y menos letal y dos, los laboratorios latinoamericanos tienen la capacidad de detectarlo.

Si bien el brote actual de coronavirus ha tenido una tasa de mortalidad del 2-4%, sus primos tuvieron una tasa de mortalidad mucho más alta: 15-20% para el SRAS y 65% para el MERS.

Las autoridades tienen confianza con respecto a la capacidad de América Latina para detectar infecciones de manera oportuna.

Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Análisis de Salud de la Organización Panamericana de la Salud, dijo en un comunicado de prensa que la mayoría de los países latinoamericanos cuentan con laboratorios lo suficientemente bien equipados.

“Estas son tecnologías de rutina en cualquier laboratorio para diagnosticar bacterias o virus”, dijo a DW Isabel Sola, codirectora del laboratorio de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología en España.

En varios países latinoamericanos, incluidos Brasil, Ecuador, México, Colombia y Perú, se han realizado pruebas a los viajeros sospechosos de estar infectados, pero hasta ahora no se han confirmado casos.

Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Nicaragua y Uruguay han tomado medidas para reforzar sus controles de salud y seguridad.

Si bien la Organización Mundial de la Salud tardó varios días en decretar un estado de emergencia mundial porque los países donde se han declarado casos hasta ahora tienen suficiente desarrollo económico y tecnológico para tratarlos, ahora se está centrando en fortalecer la seguridad y la capacidad de respuesta de los países menos desarrollados y, por lo tanto, los más vulnerables. Una parte importante de este esfuerzo se está concentrando en África.

Write A Comment