News

Latinoamérica: La región Líder en Recursos de Agua Potable y sus Retos para el Acceso a ella

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

América Latina ha sido bendecida con abundante agua dulce. La región contiene cuatro de los 25 ríos más grandes del mundo: el Amazonas, Paraná, Orinoco y Magdalena; y algunos de los grandes lagos del mundo también ubicados en América Latina, incluyendo Maracaibo en Venezuela, Titicaca en Perú y Bolivia, Poopó en Bolivia y Buenos Aires, compartido por Chile y Argentina. 

El veinte por ciento del afluente global, proviene solo de la cuenca del Amazonas. Con una quinta parte de los recursos hídricos del mundo, Brasil por sí solo tiene más agua que cualquier otro país en el mundo.

La región en su conjunto tiene una de las asignaciones per cápita de agua dulce más altas del mundo: un poco menos de 110,500 pies cúbicos por persona por año. Sin embargo, la geografía, la contaminación y la desigualdad social son factores que afectan gravemente el acceso de los latinoamericanos al agua, y muy pocos consumen algo cerca de su asignación personal completa.

En el listado de los países que cuentan con la mayor cantidad de agua, tres países latinoamericanos están entre los 10 primeros: Brasil (primer sitio), Colombia (tercero) y Perú (octavo).

Por otro lado, se estima también que la falta de infraestructura de calidad en América Latina provoca pérdidas de hasta el 40% del agua potable antes de que llegue al usuario. Como resultado, se extrae más agua de las cuencas locales para satisfacer las necesidades de agua, generando un círculo vicioso completamente ineficiente.

Según el Banco de Desarrollo Latinoamericano (CAF), las necesidades de inversión estimadas para satisfacer la demanda de infraestructura hídrica en América Latina ascienden a 0.3% del PIB hasta 2030; hasta la fecha, esos niveles de inversión no se han materializado. Pero si tenemos en cuenta que el costo de la mala calidad del agua representa entre 1 y 2% del PIB, la relación costo-beneficio de dicho esfuerzo de inversión es muy favorable.

Tratamiento de aguas residuales

En América Latina, se espera que el mercado de tratamiento de aguas residuales ofrezca la mayor cantidad de oportunidades en los próximos años. Los esfuerzos para aumentar la cobertura del tratamiento de aguas residuales están impulsados ​​por el crecimiento de la población y los requisitos de las regulaciones ambientales. 

En este escenario, Latinoamérica juega un papel clave, pues cuenta con la mayor cantidad de agua dulce en el mundo. Según la GWP (Global Water Partnership), casi un tercio de los recursos hídricos renovables están en Sudamérica.

A pesar de la abundancia en el recurso, el agua no llega a todos. En ciudades como Lima, Sao Paulo y la Ciudad de México, donde la demanda de este recurso es muy elevada, gran parte del agua potable es desperdiciada debido al uso ineficiente y a las malas instalaciones, agravando así la futura crisis. 

Alto precio del agua

Según información del Programa Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), más de 1.100 millones de personas en el mundo, distribuidas en 31 países, carecen de acceso a agua potable.

En Perú, por ejemplo, donde una gran zona del país es un gran desierto, los más alejados obtienen el agua a través de camiones cisterna, pozos artesanales, ríos, acequias o manantiales. Muchas veces esta agua es de inadecuada calidad y su provisión no es segura. El país ya supera el 90% de cobertura en agua y saneamiento, pero son justamente los que no la tienen quienes pagan más por el servicio.

Write A Comment